Tu resultado:

¡Eres un gran danés!

Eres tan sencillo y humilde que aún no te has dado cuenta de cómo resaltas entre la multitud. Eres demasiado hábil y astuto pero generalmente te comportas como una persona amigable y cariñosa. Serías un excelente pediatra pero también te las arreglarías entre la nobleza.